¿Para qué sirve el aislamiento térmico?

Los aislantes térmicos permiten controlar la transmisión frío o calor a través de materiales de construcción que oponen resistencia neutralizando el traspaso dependiendo de las propiedades del material utilizado. Son una solución para aislar diferentes estructuras como viviendas o empresas contribuyendo a la mejora de su confort y mejorando su consumo energético.

¿Cuál es el mejor aislamiento?

Antes de determinar qué tipo de material utilizaremos, o cuál es el mejor aislante térmico en sí mismo, debemos tener en cuenta algunas variantes como: la ubicación, el clima, la orientación, los revestimientos o el tipo de sistema de climatización, entre otros. Estos factores nos ayudarán a elegir el mejor aislamiento térmico para conseguir el mejor bienestar de nuestro hogar.

Dividiremos los tipos de aislantes en tres grandes grupos:

  • Aislantes sintéticos
    • Poliestireno expandido (EPS)
    • Poliestireno extruido (XPS)
    • Poliuretano (PUR)
    • Rollos reflexivos
  • Aislantes minerales
    • Lana de vidrio (GW)
    • Lana de roca (SW)
  • Aislantes naturales
    • Corcho
    • Algodón
    • Celulosa
    • Lana de oveja
    • Lino y cáñamo
    • Arlita, perlita y vermiculita

A continuación, vamos a presentar brevemente cuáles son las características de cada uno de los aislantes mencionados. Posteriormente, profundizaremos acerca de cada uno de ellos.

Aislantes sintéticos

Este tipo de aislante está compuesto por polímeros procedentes del petróleo. Son muy efectivos térmicamente. Los más comunes son:

Poliestireno expandido (EPS)

Es un aislante que cuenta con una alta densidad y baja conductividad térmica. Además, es muy versátil y se utiliza en especialmente en tabiques. Es comúnmente conocido como corcho blanco o poliespam.

Poliestireno extruido (XPS)

Coincide en algunos aspectos con el poliestireno expandido pero su principal diferencia es que el extruido permite mojarse al ser muy poco absorbente. Sus altas prestaciones le aportan una gran durabilidad y es muy utilizando en viviendas para realizar impermeabilización en cubiertas, así como para aislar térmicamente fachadas, cubiertas y muros.

Poliuretano (PUR)

Es un material que presenta un alto rendimiento térmico y normalmente se utiliza como espuma para proyectar en la instalación de falsos techos o paredes interiores.

Rollos reflexivos

Como su nombre indica, son rollos que contienen una o varias capas de burbujas de polietileno entre laminas de aluminio. Es muy utilizado en lugares donde el clima tiene temperaturas estables. Se puede aplicar a falsos techos, cubiertas o tabiques, entre otros.

Aislantes minerales

Su versatilidad hace que sean un gran recurso a nivel aislante tanto térmico como acústico. Su fácil colocación, moldeabilidad y versatilidad la convierten en un material muy utilizado actualmente. En combinación con otros materiales, como, por ejemplo, papel Kraft mejora mucho su resistencia a la humedad. Para mejorar su solidez también se puede combinar con aluminio o láminas de fibra de vidrio. Existen dos tipos de lanas minerales:

Lana de vidrio (GW)

Está compuesta por filamentos de vidrio aglutinados mediante resina ignifuga, es decir, resistente al fuego. Es resistente a la humedad gracias a sus componentes procedentes de arenas como sílice o magnesio. Este material aislante se utiliza en suelos, falsos techos, cubiertas…

Lana de roca (SW)

Proviene de roca volcánica que se somete a diferentes tratamientos hasta obtener un colchón comprimido que se transforma en mantas, paneles, fieltros, etc. Son permeables al vapor y no retienen el agua, como la lana de vidrio, también es ignifuga. Utilizado habitualmente en cubiertas, fachadas, falsos techos…

¿Cómo diferenciar la lana de vidrio de la lana de roca?

Una forma de diferenciar ambas lanas es mediante su color: la lana de vidrio suele tener color amarillento mientras que la lana de roca es grisácea.

 

Aislantes naturales

No contienen sustancias ni aditivos, se consideran aislamientos ecológicos y contribuyen respetando el medio ambiente. Destacan por ser biodegradables.

Aislamiento ecológico Algodón

Es un material de aprovechamiento ya que se obtiene de los restos generados por la industria textil. Estos pasan por procesos a través de los cuales se crean mantas o rollos que se pueden aplicar, por ejemplo, para aislar paredes.

Aislamiento ecológico Celulosa

Como en el caso del algodón, se crea a través de residuos de papel reciclado. Se puede aplicar en paredes, techos, forjados, cámaras… mediante insuflado.

Aislamiento ecológico Corcho

Se puede encontrar en varios formatos como láminas o tableros. El corcho procede de la corteza del alcornoque y es un material biodegradable utilizado para aislar térmicamente viviendas.

Aislamiento ecológico Lana de oveja

Un material utilizado durante siglos como aislante térmico por sus propiedades para absorber la humedad. Para utilizarse debe someterse a tratamientos de limpieza para garantizar su calidad.

Aislamiento ecológico Lino y cáñamo

De origen vegetal, ambos materiales ofrecen muy buena resistencia mecánica y son buenos aislantes naturales.

Aislamientos ecológicos Arlita, perlita y vermiculita

Materiales utilizados en la construcción tradicional con propiedades ignifugas que actúan a la perfección como aislantes térmicos.

Estos son los tipos de aislamiento más comunes utilizados en diferentes obras, reformas y en construcción.
¿Quieres conocer cómo trabajamos en Reves? Utilizamos los materiales más efectivos para garantizar el bienestar y adaptamos el presupuesto a tus necesidades reales.