¿Qué es una casa pasiva o passive house y cuáles son sus ventajas?

Passive house, Passivhaus o casa pasiva, un estándar para la construcción de viviendas

¿Has escuchado alguna vez la palabra passive house? Es uno de los términos que cada vez se están utilizando más en el sector de la construcción.

Hace referencia a “casa pasiva”, una vivienda con unas características concretas, orientadas especialmente a la alta calidad en aislamiento térmico , en la calidad del aire interior y la mejor climatización obtenida desde la energía solar, que permiten que el usuario reduzca emisiones, ahorre dinero y energía y garantice una mejor salud y confort para él y su familia.

que son casas pasivas

¿Qué es una vivienda Passivhaus?

Una Passivhaus es una casa que tiene que cumplir una serie de beneficios económicos y saludables de la mano de la eficiencia energética. Y es que, además, se trata de hogares sostenibles, inteligentes, construidos con materiales poco contaminantes y donde la luz solar cobra protagonismo frente a otro tipo de viviendas.

Gracias al sistema inteligente de renovación del aire, ayuda a los usuarios a prevenir enfermedades respiratorias, por eso decimos que mejoran nuestra salud. Por otra parte, ayudan a reducir las facturas en una media de un 80% comparado con una vivienda de construcción “convencional”, así que sumado a la reducción del impacto medioambiental que genera, el ahorro energético beneficia al propietario y a todo el planeta.

que son passivhouse

¿Cómo es una Passivhaus? Principales funcionalidades

  • Hermeticidad. Para obtener ese aislamiento eficiente es necesario evitar cualquier filtración de aire, especialmente por las ventanas de la vivienda.
  • Ventilación. A diferencia de una vivienda convencional, una casa pasiva tiene un sistema de ventilación controlada que ofrece a los usuarios mayor eficiencia en su vivienda. La calidad del aire es óptima en todo momento gracias a la renovación continua del aire evitando que entren partículas contaminantes del exterior.

passivhouse

  • Ventanas y puertas de altas prestaciones. Tanto las ventanas como las puertas, son los elementos fundamentales para conseguir el certificado Passivhaus; deben ser de calidad y contar con unas determinadas características.
  • Puentes térmicos. La pérdida de temperatura en una vivienda se produce en las uniones y juntas de la casa, por eso, una casa pasiva cuida el montaje de los elementos de estas zonas.

Ventajas de una vivienda Passivhouse

Por lo tanto, contar con una casa pasiva es hoy en día una gran ventaja frente a las construcciones convencionales porque nos ofrecen una serie de beneficios que repercuten en el ámbito económico, ecológico y personal.

  • Casas más sostenibles y eficientes. Con un poco de aporte de energía son capaces de regular la temperatura en el interior sin pérdidas, sin filtraciones, sin que se forme humedad, sin ruidos… Al estar tan bien aisladas son más eficientes para el propio usuario y para el medioambiente, gracias a la reducción de emisiones.
  • Ahorro en las facturas energéticas. Menos gasto implica menor coste de las facturas cada mes, por eso, otra de las principales ventajas de las viviendas Passivhouse es el ahorro económico que nos aportan. El gasto, tanto de calefacción en invierno como el de refrigeración en verano, se reduce sin renunciar a disfrutar de una temperatura confortable a lo largo del día.

passivhaus

  • Mejora la calidad del aire. Uno de los aspectos que hemos aprendido con el COVID es la importancia que tiene la calidad del aire que respiramos en espacios cerrado.

    Una renovación constante el aire reduce los riesgos de contagios, pero claro, una ventilación constante nos haría perder temperatura y por lo tanto se dispararía el consumo de energía. La casa pasiva hace una renovación controlada y continua del aire para que el ambiente sea 100% más saludable.

  • Aislamiento acústico y térmico. Para evitar las pérdidas de aire y que no entren partículas contaminantes del exterior el aislamiento de la vivienda. Y precisamente esa hermeticidad no solo repercute a nivel térmico sino también acústico. Se reducen los ruidos que entran de fuera mejorando nuestra calidad de vida.
  • Confort y bienestar para el usuario. Otra de las ventajas de una passivhouse es que nos ofrece calidad a largo plazo. Son construcciones duraderas, diseñadas con materiales de calidad que ofrecen al usuario confort y mayor bienestar.

casas pasivas

  • Subvenciones y revaloración inmobialiaria. Y aunque con el paso de los años variará, en la actualidad son viviendas que escasean en relación con el resto de las construcciones de nuestro país.

    Esto hace que sean casas con un valor añadido cuyo precio en el caso de querer venderla en un futuro será mayor.Además, de momento muchas Comunidades Autónomas están otorgando ayudas y subvenciones a este tipo de viviendas, especialmente en lo que se refiere a rehabilitación con certificado Passivhaus.

Últimas noticias